Tf2kmnk8r8olmwxn7au4

Restaurando los 5 ministerios en la Iglesia

La etimología de la palabra cristiano significa “pequeño Cristo”. Es mucho mas que una filosofía de vida o un conjunto de creencias. Es la naturaleza de Cristo formada en una vida. Hoy en día muchos se hacen llamar cristianos, pero ¿tienen el ADN de Cristo? Cristo formado en nosotros es la esperanza de gloria para este mundo desesperanzado y oscuro. Fue en la iglesia gentil de Antioquía, donde se llamó a los seguidores de Jesús cristianos por primera vez:

"Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía." (Hch. 11.26)

Al ver las personas a estos discípulos tan saturados de Jesús, los bautizaron como “pequeños Cristos”. Es más, cuando el apóstol Pablo se convirtió, en lugar de ir a congregarse a Jerusalén, fue llevado a ser parte de esta avivada congregación de Antioquía. Probablemente allí probó este evangelio pleno, viendo a un cuerpo de hijos de Dios viviendo en la plenitud de Cristo. En esta comunidad, vemos que operaban profetas, maestros, pastores, evangelistas y apóstoles. Estas dinámicas activas, hacían que en cada creyente sea formada la naturaleza de Cristo. Es por esto, que años mas tarde, en cada carta apostólica, Pablo desafiaba a las iglesias al verdadero cristianismo, Cristo formado en una persona:

19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros, (Gal. 4.19)

En la carta a los Efesios, encontramos la clave para que un verdadero cristiano sea formado. Para alcanzar la estatura del varón perfecto, la plenitud de Cristo, necesitamos crecer en 5 dinámicas de forma coordinada:

11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; (Ef. 4.11-13)

Mas allá que algunos tienen un llamado especifico a uno de estos cinco ministerios, todos los hijos de Dios deben recibir de forma equitativa estas cinco influencias para ser verdaderos cristianos. La dinámica apostólica, la profética, la evangelistica, la bíblica y la pastoral, son imprescindibles en el desarrollo de todo hijo de Dios que anhele alcanzar la dimensión de la talla de Cristo. Como ya mencionamos, algunos tienen llamados particulares a estos ministerios, sin embargo, para que Cristo sea formado en nosotros y haya un verdadero cristiano, hay que crecer en cada uno de ellos mas allá de nuestra asignación propia. Él no entender esto nos lleva a independencia, división y un cristianismo débil. Estos cinco ministerios influenciando a los santos de forma equilibrada, producen el fruto de un corazón que manifiesta la plenitud de la imagen de Dios.

Entonces la pregunta que debe hacerse cada hijo de Dios, es: ¿Cómo crezco en estas cinco dinámicas? ¿Cómo crecer en lo profético, en lo evangelístico, en lo pastoral, en la Palabra y en los apostólico? Desarrollarse en estas cinco áreas es la forma de convertirnos en verdaderos cristianos.

Lo profético trae a tu vida revelación y entendimiento sobrenatural. Lo evangelístico compasión. Lo pastoral carácter. La palabra sabiduría y permanencia. Lo apostólico madurez y unidad. Necesitamos ser intencionales en desarrollar estas áreas de forma equilibrada si queremos que Cristo sea visto en nosotros. No hay duda que el Hijo de Dios se movía de forma coordinada en estas cinco dinámicas. Veamos como crecer en cada una, y enfoquémonos, en este tiempo, en fortalecer nuestros músculos espirituales mas débiles.

Únete a este curso online, y adéntrate conmigo en esta realidad apasionante.


Tu instructor


Mariano Sennewald
Mariano Sennewald

Es fundador y director general del Instituto MiSion, un Centro de Entrenamiento Ministerial donde cientos de personas de Argentina y Latinoamérica se capacitan para ser líderes y ministros que establezcan el Reino de Dios en la tierra. Es pastor de la Iglesia El Encuentro en Buenos Aires. Recorre ciudades y naciones compartiendo el llamado a la intimidad con Dios y pasión por Jesús. Su mensaje está basado en la restauración del primer y segundo mandamiento, la preparación de la iglesia para el regreso de Cristo y la manifestación del Reino eterno en las naciones. Es autor de los libros El Jardín de la Amistad e Hijos de la Intimidad. Vive en Monte Grande, Argentina, junto a su esposa Analía y sus hijas, Constanza y Catalina.


Preguntas frecuentes


¿Cuándo comienza y termina el curso?
¡El curso comienza ahora y nunca termina! Este es un curso que tú puedes tomar a tu propio ritmo, cuantas veces quieras, por siempre. Tú decides cuándo empezar y cuándo terminar.
¿Por cuánto tiempo tengo acceso al curso?
¿Qué tal te suena "acceso de por vida"? Una vez inscrito, tienes acceso ilimitado en cualquier computadora, iPad o celular que tengas.

¡Comienza ahora!